El Ayuntamiento de Alcañiz finaliza el vial de Puigmoreno y espera iniciar en marzo la licitación de las nueve parcelas

Las obras de urbanización de la UE-16 de Puigmoreno finalizaron la semana pasada. Por este motivo, el alcalde de Alcañiz, Juan Carlos Gracia Suso, y el alcalde pedáneo de Puigmoreno, Joaquín Alquezar, las han visitado.  Con la finalización de estas obras, se termina la urbanización de los viales pertenecientes a la Unidad de Ejecución nº 16, que permitirá la licitación de nueve solares con la calificación de “Vivienda de Protección”.

En total, la zona que se ha urbanizado –incluyendo los viales- ha sido de 4.540’2 metros cuadrados (2.557,2 metros cuadrados, sumando sólo las parcelas para viviendas). El espacio está formado por nueve parcelas, de las que cuatro poseen 281’8 metros cuadrados y las otras cinco, 286’0 metros cuadrados. No obstante, al ser VPO, tan sólo serán urbanizables 120 metros cuadrados.

Las obras, que comenzaron a principios de noviembre, han consistido en la pavimentación de los viales y las aceras; la construcción de rampas para las personas con movilidad reducida en los pasos para peatones; la instalación de tuberías de la red de distribución de aguas con sus respectivas acometidas en las parcelas; la instalación de tuberías de la red de saneamiento con sus pozos y arquetas de registro; la instalación de la red eléctrica y sus acometidas; la colocación de luminarias, la instalación de una red de riego por goteo en las zonas ajardinadas y, por último, la plantación de diferentes especies arbóreas en dichas zonas ajardinadas.

Con esta nueva zona, Puigmoreno ofrece la posibilidad de asentar población. Estas parcelas, sobre todo, están destinadas para la construcción de viviendas para personas jóvenes. Hay que destacar que es la última zona de suelo público que queda en Puigmoreno, ya que las próximas construcciones de vivienda que se realicen serían mediante promoción privada.

Alquezar confía en que sea en un breve periodo de tiempo cuando se liciten estos nuevos solares. “La finalización de estas obras supone alegría porque ya tenemos el suelo para poder construir las viviendas que aquí necesitábamos. Además, es un aliciente porque en un pueblo como Puigmoreno donde hay 120 casas habitadas, tener nueve más, supone un porcentaje muy elevado” ha afirmado Alquezar.

Por su parte, Gracia Suso se ha mostrado satisfecho con la finalización de esta obra, sobre todo, porque, de esta manera, “los jóvenes tienen la oportunidad de hacerse una vivienda y de quedarse aquí a vivir”, ha asegurado. “En cuanto se realice la recepción de estas obras iniciaremos el expediente. Espero que sea lo antes posible y así, para marzo, podamos iniciar ya el proceso de concurso para estas nueve parcelas”, ha deseado el primer edil alcañizano.

Related posts

Leave a Comment