La Diputación de Teruel recibe una subvención de más de 150.000 euros para edificios públicos

La Oficina de Programas Europeos de la Diputación Provincial de Teruel participa en diversos proyectos internacionales con la intención de mejorar la calidad de vida de los habitantes de la provincia, de trabajar en la adaptación constante al nuevo contexto comunitario y en la optimización de los recursos económicos con los que cuentan las diferentes administraciones para ofrecer los mejores servicios de una manera más eficiente.

Para alcanzar esos objetivos, la Institución provincial es copartícipe del proyecto PrioritEE, dedicado a reforzar la capacidad de las diferentes administraciones públicas para seleccionar medidas rentables de planificación energética con vistas a acelerar la implementación de la directiva de eficiencia energética en los edificios públicos. Una normativa que ahonda en la necesaria puesta en marcha de medidas para evitar las emisiones de CO2 que tan perjudiciales resultan para el planeta.

PrioritEE es un proyecto de 30 meses de duración y para el que la Diputación Provincial de Teruel va a contar con una subvención comunitaria de 150.875 euros. Además de la Institución turolense, van a participar otros entres de diferentes países como Italia, Portugal, Grecia, Croacia o la propia España, en este caso con la Universidad de Zaragoza o el Cluster Aragonés de Eficiencia Energética como socios.

Tal y como ha explicado la técnico del Servicio de Programas Europeos, Laura Gascón, “vamos a desarrollar, entre los diferentes socios, cinco casos piloto para determinar y supervisar el consumo en edificios públicos y las emisiones resultantes de gases de efecto invernadero, comparando los efectos de las diferentes estrategias puestas en marcha en materia de eficiencia energética”. Todo ello, ha añadido, “trabajando en estrecha colaboración con las autoridades públicas y centrándonos en tres pilares fundamentales: la capacidad de gestión, el desarrollo de herramientas de apoyo a la toma de decisiones y la transferencia de conocimiento”.

Con todo ello, ha subrayado Gascón, “promoveremos políticas y medidas de eficiencia energética con una estrategia a largo plazo”, lo que se traducirá en “un conjunto de planes y métodos locales para priorizar las inversiones en eficiencia energética en edificios públicos y fomentar la adopción de prácticas en la materia”. al mismo tiempo que con los diferentes proyectos piloto “dispondremos de una base común de datos, un marco de medición y de verificación para estimar el nivel de energía, costes y disminución de emisiones de CO2”.

Related posts

Leave a Comment