La Guardia Civil realizó 198 pruebas de alcohol y drogas durante el puente de mayo

  • Se han realizado 198 pruebas de alcoholemia y 8 de detección de sustancias estupefacientes con 15 resultados positivos y 5 detenciones

 La Guardia Civil realizó durante el puente del 1 de mayo en la provincia de Teruel, 198 pruebas de alcoholemia, de las que 10 fueron positivas, formulando 5 boletines de denuncia y efectuando 5 detenciones y 8 pruebas para la detección de sustancias estupefacientes, resultando 5 de ellas positivas.

El delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, con tasas superiores a las establecidas, se encuentra recogido en el art. 379 del Código Penal y lleva aparejada la detención del conductor, por presunto delito contra la seguridad vial, castigado con penas de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y, en cualquier caso, la privación del permiso de conducción por un tiempo de 1 a 4 años.

En todos los casos, los vehículos afectados son inmovilizados por la Guardia Civil hasta que sus conductores se encuentren en condiciones de proseguir viaje, una vez que hayan rebajado el nivel de alcoholemia dentro de los límites permitidos o desaparecida la presencia de drogas, o bien, se hagan cargo de los vehículos otros conductores que se encuentren habilitados y  previas las pruebas oportunas.

La Guardia Civil, reitera su mensaje a aquellos conductores que, de forma imprudente y temeraria, a pesar de las campañas y advertencias de la DGT, conducen después de haber bebido o tomado drogas, recordando que se seguirá intensificando la realización de los controles a cualquier hora del día o de la noche, para evitar pérdidas personales y las lamentables consecuencias que acarrean los accidentes de tráfico.

Por otra parte, la Guardia Civil de Teruel, quiere llamar la atención de los ciudadanos para que, sin dudarlo, avisen al teléfono 062 (emergencias Guardia Civil) cuando se encuentren con situaciones o maniobras irregulares que den lugar a pensar que los conductores lo hacen bajo la influencia de drogas o alcohol, con la finalidad de poder adoptar las medidas policiales oportunas para que los vehículos sean interceptados y comprobando si sus conductores se encuentran en las condiciones adecuadas para circular con garantías de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest