El presidente de la DPT visita el grupo Arco Iris, cooperativa del Matarraña que genera más de 400 empleos directos

“El grupo Arco Iris es un ejemplo a seguir en la provincia por cuanto es referente desde hace años en economía circular, esa que permite aprovechar los recursos autóctonos como son los agroalimentarios y ganaderos y logra así que reviertan en el territorio y en sus gentes propiciando desarrollo y riqueza provincial”.

El presidente de la Diputación Provincial de Teruel, Ramon Millán, resumía así su opinión acerca del trabajo que desarrolla este grupo cooperativo ubicado en la comarca del Matarraña y que hoy ha visitado de manera oficial.

Para Millán, “se trata de un trabajo bien hecho” ya que el grupo de empresas que lo constituyen permite tener controlados todos los procesos de producción del sector ganadero y agroalimentario al que se dedica logrando la máxima calidad y unos precios muy asequibles”. “Lo más importante es que su forma de trabajo en equipo no solo permite sacar al mercado productos turolenses de mucha calidad a un buen precio, sino que además genera hasta 400 empleos directos en el territorio utilizando recursos que emanan de nuestra tierra con lo que se impulsa el desarrollo de toda la provincia”, ha matizado Millán.

De hecho, el presidente de la Diputación provincial ha podido comprobrar in situ el funcionamiento de varios de los procesos productivos, concretamente el matadero de cerdos y el de conejos así como varias de las tiendas de venta al público.

El grupo Arco Iris es uno de los grupos ganaderos más importantes de Aragón. Sus orígenes se remontan a 1978 cuando se constituyó la primera fábrica de piensos.

Actualmente Arco Iris es una cooperativa denominada de segundo grado que representa a más de 620 socios y cuenta con 5 sociedades de base (GUCO, SOINCAR, CIAR, INCO y AVIBA), otras 15 sociedades más de primer grado y 13 empresas participadas que dan trabajo a 400 personas, produce 80.000 toneladas de pienso y 90.000 piezas de carne comercializada. Además, es el mayor productor de Jamón de Teruel con denominación de origen a través de SOINCAR, la sociedad para la industrialización cárnica de ganado porcino perteneciente al grupo.

La cooperativa genera la máxima trazabilidad en alimentación al controlar el 100% de todos los procesos productivos, realizar un seguimiento completo del animal a partir de la selección genética y siguiendo con el control de su alimentación, crecimiento, cría y cuidados veterinarios. Cuentan además con matadero, sala de despiece y secaderos propios para finalmente ponerlos a disposición del comprador en tiendas del propio grupo.

Ramón Millán ha asegurado que la institución provincial tiene pendiente potenciar la línea de ayudas al sector agroalimentario debido a su peso sobre la economía provincial aunque está condicionada por no ser ésta una competencia directa propia de la DPT. “En el presupuesto de la Diputacion ya están consignadas varias ayudas para el transporte de purines o para programas de mejora ovina o para criadores de porcino aunque la ley nos limita mucho por las llamadas competencias que debe asumir cada institución”, explica Millán.

El presidente provincial se ha compromido además a estudiar algunas de las peticiones cursadas por el Grupo Arco Iris para la mejora de los accesos y aparcamiento al matadero ubicado en Valderrobres.

Related posts

Leave a Comment